Escribe para ti mismo. Si no puedes, estudia contabilidad o secretariado bilingüe.

Aquellos escritores que piensan en los lectores, en la crítica o en los demás escritores, nunca podrán desarrollar el verdadero arte. La voz interior, es a esa que tenemos que escuchar para transcribir lo que nos dice. Olvidémonos de los antiguos preceptos, de las reglas, de los guruses intocables, de nuestros maestros, del ruido externo, y enfoquemos nuestros pensamientos hacia nosotros mismos. La esencia de nuestra alma es la materia prima para escribir. Es ahí que reside nuestro propio escritor, el único, el indivisible, el original. El copyright del escritor auténtico está dentro de él mismo, no en el registro legal de su obra. Todos tenemos ese “derecho reservado” en el hemisferio izquierdo de nuestro cerebro. Vamos a utilizarlo, dejémonos de pendejadas, hagamos caso omiso a eso de que “todo está escrito”; lo que escribas es tuyo, de nadie más.

Bien lo dijo Jack Kerouac, “Garabatea libretas, escribe sobre ti, recordándote y asombrándote, como Proust, se un viejo dopado del tiempo, eres un genio todo el tiempo”. No acostumbro a llevarme mucho de las reglas, pero es imposible obviar el pensamiento de uno de los escritores modernos más originales de todos los tiempos y compartirlo con ustedes. Lean, digieran, asimilen, boten, y vuelvan al centro de su alma.

CREDO Y TÉCNICA DE LA PROSA MODERNA.

1. Libretas secretas garabateadas y desenfrenadas páginas mecanografiadas para tu propio deleite.

2. Resignado a todo, abierto, atento.


3. Trata de no emborracharte nunca fuera de tu casa.


4. Ama tu vida.


5. Algo que sientes hallará su propia forma.

6. Sé un loco santo de la mente.


7. Sopla tan hondo como quieras soplar.


8. Escribe sin base lo que quieras desde el cimiento de la mente.


9. Las innombrables visiones del individuo.


10. Ningún tiempo para poesía sino exactamente lo que es.


11. Tics visionarios temblándote en el pecho.


12. Con hipnótica fijación soñar sobre el objeto que tienes ante ti.


13. Elimina las inhibiciones literarias, gramáticas y sintácticas.


14. Como Proust sé un viejo dopado del tiempo.


15. Decir la verdadera historia del mundo en monólogo interior.

16. El centro preciso de interés es el ojo dentro del ojo.


17. Escribe para ti recordando y asombrándote.


18. Trabaja hacia fuera desde el expresivo ojo central, nadando en el mar del lenguaje.

19. Acepta perder para siempre.

20. Cree en el santo contorno de la vida.


21. Lucha para dibujar el torrente que ya existe intacto en la mente.

22. No pienses en palabras cuando te detengas sino para ver mejor el cuadro.


23. Conserva la huella de cada día en la fecha que blasona tus mañanas.


24. Ni temor ni vergüenza en la dignidad de tu experiencia, lenguaje y conocimiento.


25. Escribe para que el mundo lea y vea tus exactas fotografías de él.


26. Un libro de cine es la película en palabras, la forma visual Americana.


27. Elogio del Carácter en la Fría inhumana Soledad.


28. Composiciones salvajes, indisciplinadas, puras, brotando desde abajo, cuando más locas mejor.

29. Eres un Genio todo el tiempo.

30. Director-escritor de películas Terrestres Patrocinadas y Angelizadas en el Cielo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s